Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Marketing’

Vamos a poner en antecedentes…

Me dedico a la publicidad, creativo para ser exactos. Siempre me ha gustado mi trabajo. Supone un gran esfuerzo mental, más que físico, y, aunque pocas, tiene grandes satisfacciones. Ver un proyecto en el que has participado en la tele, en una web, en la radio… Pues no os voy a mentir, alimenta nuestro ego.

¿Pero sabeis que? Estoy cansado de este trabajo. Y sobre todo, todavía no entiendo por qué tengo que regalar una media de 2 horas al día de mi tiempo a mi empresa(regalar, si). A lo mejor mis preferencias en la vida han cambiado, y han entrado en ella cosas que me parecen más importantes.

Lo que me suelen decir en estadosde ánimo bajos es “La publicidad es así”. Y yo me pregunto… ¿Eso quién coño lo ha dicho?

Creo que después de muchos años en esto puedo saber (o por lo menos intuir) a que es debido esto. Pero es que me da igual. No quiero trabajar en una profesión en la que, a parte de regalar horas, horas y horas de tu vida (y además sentirte culpable cuando sales “solo” media hora tarde), siempre lleva razón el que más alto lo dice.

Porque para qué vamos a engañarnos… Esta profesión es un “Aquí están mis huevos“. El cliente siempre tiene más huevos que nadie, porque claro, el cliente siempre tiene razón (pero luego los resultados son cosa nuestra). Luego, el siguiente peldaño, siempre son los ejecutivos de cuentas (sus jefes varían, a veces te encuentras muy buenos Directores de Servicios y a veces no).

Aquí hay 2 grupos, los buenos y los malos. Pero no os engañeis, los dos son malos. Los buenos siempre creen que son los mejores, que saben más que nadie y que todo el mundo tiene que hacer lo que ellos digan. Claro, es que ellos son los que llevan la relación con el cliente y son los que saben lo que quiere… Eso por si sólo ya hace que todo lo que has aprendido trabajando duro durante 10 años se vaya a la mierda, o cerca. Porque al fin y al cabo, todos llevan un creativo dentro (uno con mucha más experiencia, mucho más gusto diseñando, mejor  manejo de los programas y, por supuesto, con ideas mucho más potentes, creativas y efectivas que tú).

Y los malos se creen aún mejores que los buenos, con lo cuál estamos jodidos. Porque todos reconocemos a ese chico/a, que sabe que los conocimientos que tiene no son los que decía, que siempre se esfuerza en no tener la culpa de nada (sobre todo después de dar el botón “send“) y que cuando te tiene que traer cambios, ensaya lo que te va a decir para que no veas que solo está leyendo el mail del cliente.  En este grupo, el que siempre acaba siendo el “number 1” es el que menos sabe de todo, pero mejor lo dice (aunque no se si es peor el que además se lo cree).

Y no, no os creais que voy a dejar a los creativos como los reyes del mambo. Básicamente estamos divididos en estrellitas y currantes. Las estrellitas suelen ser muy buenos/as redactores/as creativos/as con muy buenas ideas (ninguna realizable por el ser humano) o muy buenos/as directores/as de arte, diseños perfectos (y el 90% de las veces diseños inutiles que no dicen nada ni parecido a lo que quiere transmitir el cliente). En este grupito de estrellitas también están los que, aún sin saber como funciona el medio en el que trabajan y ni siquiera interesarse por ello llegan a Directores Creativos. Un caso muy curioso que conozco es una Directora de Arte ONLINE que sabe usar las palabras “usabilidad” y “limpio” (más en concreto “limpito”). En cambio, no sabe lo que es Eyeblaster, esa herramienta que se usa en el 90%  de las campañas online. Si, bueno, cosas que pasan. También pasa que la acaban de ascender a Directora Creativa.

En esta profesión está mejor visto lo que digas que lo que hagas. Por eso sigo donde estoy desde hace años, currando como un gilipollas, llevándome cada día los mismos disgustos por las mismas tonterías. Y por supuesto da exactamente igual tener razón o no, llevar X años currando en esto como llevar -2. Siempre va a haber alguien que sabe más que tu (aunque tenga un mail delante diciendo exactamente lo contrario a lo que está gritando). Y ahí estamos los que considero curritos. Gente que suele ser muy buena en su trabajo, muy efectiva, que además suele quejarse bastante poco, que pocas veces se lleva mal con nadie… Y que luego son los que se suelen llevar más riñas absurdas, más disgustos, más desilusiones (y menos remuneración, tanto moral como en especie). Y tengo que decir que también existen muchos Ejecutivos de Cuentas de este grupo, el de los curritos, que a lo mejor el párrafo dedicado a cuentas ha sido demasiado negativo.

En fin. Me gustaría no estar escribiendo esto, pero como últimamente mi frustración es del tamaño de Kansas, de alguna manera tenía que soltarlo. Así que, hoy, aquí y ahora… Comienzo mi blog.

Hablamos!!!

Read Full Post »